El recuento del 2014

Look decembrino.
Look decembrino.

Estaba en cama esa primera madrugada de enero pensando en lo que fue el año 2013, pero enfocada a lo que buscaba para el 2014. Así nació este blog y sigue abierto… en ese momento hice mi lista mental de propósitos y ahora que volteo hacia atrás me doy cuenta que este platillo llamado vida estuvo con la dosis adecuada de sal y pimienta, algo de picante, varias especias que la dieron al final un sabor único e irrepetible.

Mi vida para nada es una receta, cada año es diferente, cada año trato de mejorar en algo, pero también me doy mis permisos porque la perfección no es lo mío.

>El inicio del 2014 me sirvió para despabilarme y abrazar nuevos objetivos. No lo hice sola, porque debo admitir que hubo ciertos amigos que fueron indispensables, que me dieron esas “cachetadas” que me hicieron reaccionar y darme cuenta de que estaba en una zona de confort.

>No hubo un viaje a Europa, pero en diferentes meses me fui a visitar a grandes amigos que tengo en Los Cabos y Nueva York, a quienes veo poco, pero quiero mucho (no se podrán deshacer de mi tan fácilmente, ja). Y aunque San Antonio no sea un destino al que vaya a vacacionar, es a donde viajo en familia y siempre regreso con las tarjetas bien planchadas y la memoria llena de recuerdos.

>Tuve uno que otro tropezón, ¡ni modo!… pero hoy más que nunca estoy convencida de que prefiero caerme, levantarme y aprender de la experiencia a quedarme en zona “safe” con tal de no salir lastimada. No quiero sonar a gente que da pláticas motivacionales, pero la vida es muy corta y la tenemos que vivir. Obviamente, hago lo que tengo que hacer aunque a veces me falte la fuerza, las ganas o la valentía… lo hago aceptando mis responsabilidades y tratando de no fallarme a mi misma.

>Lo mejor es que hubo un objetivo que no tenía en mente a inicios del 2014, pero que empezó a tomar forma en este segundo semestre. Un día, mientras platicaba con un amigo me di cuenta que tenía que ponerme las pilas y buscar depa y no porque no esté a gusto con mis papás, sino porque extraño mi independencia. Vi muchos, me quedé con uno, pero aunque el trato no se ha concretado, definitivamente es algo que le dará color y emoción al 2015.

>Claro, la vida sin la moda, sin el estilo, sin los espectáculos, sin el chisme, sin la arquitectura no sería lo mismo… es parte de mi trabajo y ¡me encanta! Es más, con lo que hago he encontrado varias amistades que perduran con el paso del tiempo y por eso estoy más que agradecida.

>Como conclusión creo que puedo decir que es bueno ponerse metas, es bueno cumplirlas, pero también es bueno estar atenta a las oportunidades que te va brindando la vida y disfrutar todo el proceso, con altas y bajas, desechando lo que no funciona y reacomodando el rumbo cuando sea necesario.

That’s all!

2 thoughts on “El recuento del 2014

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s